Tipografía

ay pocas cosas más interesantes y apasionates que la formas de las letras / fuentes / font. Un despliegue de imaginación, elegancia en sus formas que suelen quedar asociadas nombre Vs producto.

Es buena idea no mezclar más de 2 tipos de letras en el mismo cartel. No mezcle más de 2 colores en el mismo cartel (excepto en dibujos o diseños puntuales). Si lo hace es porque se refiere a una oferta, el trabajo lo requiere o porque el cliente lo pide expresamente.
Mezclar varios tipos letras es de pintores / publicistas que no tienen mucha idea y disimulan su ignorancia mezclando tipografía.
Garabatos, letras sombreadas a rolete, relleno de letras con colores, sombras para todos lados, letras inclinadas porque si nomás, texto que sale de la línea horizontal porque se le canta al pintor, son detalles que delatan al pintor que sabe poco o no tiene gusto.
Por supuesto hay excepciones en determinados temas donde se amerita un «licuado» de letras de todo tipo, color y tamaño pero no es la regla.

Los buenos pintores no usan letras tipo «Brush script » a cada rato y en todo.
Hacer una letra Arial o Helvética correcta es de pintores que saben lo que hacen.
Si tienen gusto o no es otra cosa. Evite tipografía de fantasía, como las de los cowboy, las que se usaban en los «Salones» o las letras tipo script y cursivas.
No decimos que no sirvan, sirven pero para casos puntuales. La tipografía adornada no es legible. Déjela para los libros de cuentos y los periódicos.

Una tipografía sobria que va bien con cualquier logotipo de cualquier color (la palabra «boutique» no es el logotipo). Una sombra suave gris, combinada con el fondo blanco, adecuada para cualquier «tema».
El modelos de letra «Helvética», «Times» o «Arial» son un clásico que siempre quedan bien aunque en esta palabra (boutique) se ven un poco grotescas.

Excelente – Izquierda una acertada elección de la tipografía para el rubro. Fácil lectura, elegante y vistosa sin ser estridente. Una sombra discreta y acorde al fondo blanco. Este tipo de letra no es lo que se dice una tipografía de «impacto» visual si se desea que se aprecie desde lejos, pero es muy elegante y más se destaca cuando tiene mucho espacio en blanco alrededor. La dificultad al pintarla es que hay que tener práctica para hacer bastones finos todos iguales sin engrosarlos y que se vean paralelos al igual que las redondas deben ser «bien redondas».

Pésimo. La letra inclinada como si fuera de F1. Muy común incluir uno o más colores dentro de la letra (pésimo gusto). La sombra de otro color delata la ignorancia del pintor o el gusto del cliente.

Nadie se viste de amarillo y negro (son colores «viales» los carteles carreteros de señalización están en estos colores casi siempre). ———————————————————-
Otra tipografía muy popular es la Brush script (abajo)
———————————————————-
Esta magnífica y versatil tipografía es una letra que «parece» no tener patrón o requerimiento de experto, pero no es así. Debido a su inclinación y grosores los inexpertos creen que la pueden arruinar y pintar como si nada porque «parece» nadie se dará cuenta que está mal pintada.

En especial el modelo del medio es el preferido de los inexpertos. (tiene menos requerimiento al no estar conectadas)  Error. Es una letra -tipografía- que está en el «filo» de lo desprolijo y su apariencia de «informal» no es tan «informal. Tiene patrones que hacen el encanto de la letras. Observad el primer modelo de letras (arriba izquierda) el pincel acostado forma la curva inferior y superior «gorda» que será siempre idéntica y cuando sube se «afina».
como se pinta

El diseño al lado (izquierda) indica como se debería pintar esta tipografía. Cada vez que el pincel trabaja horizontal deja el trazo más grueso. La idea es hacer la letra con la menor cantidad de pasadas del pincel.

Casi todas la letras descienden de la Arial y la Times Román. Y en los tiempos en que fueron inventadas la herramienta que existía era la pluma. Primero la pluma de ave a la cual se le hacia un corte transversal -en diagonal- al colocarla en tinta esta se cargaba y se descargaba por capilaridad, al tocar el papel o cualquier cosa. Como el corte de la pluma era recto (excepto se dejara original, en punta redondeada) veréis que los trazos siempre son «gruesos en la bajada y finos en la subidas». Tome usted una pluma tradicional (de esas que se usaban en primaria que aún se venden) intente escribir sin levantar ni cambiar (rotar) la pluma de posición. Verá que el trazo es grueso en algún momento y fino en otros. La continuidad sin cambios de posición hace que todos los trazos tengan coherencia y sean iguales.