Pinceles cuidados 2

Los pinceles de letras tienen una cerda mucho más delicadas (y largas), son escasos y más caros así que el cuidado debe ser dedicado.
Para empezar no debería aplicarse el método para pinceles comunes.

1) Los pinceles de letras deben ser lavados con dedicación primero con el solvente que quite la pintura que utilizó.
2) Debe lavar especialmente las cerdas que se encuentran contra la virola. La pintura se va amontonando y secando contra la virola haciendo un “masacote” que no se quita y engrosando el lugar produciendo que las cerdas se separen y se pongan indomables.
3) Luego de lavados con solvente es muy buena idea lavarlos con agua y jabón (se sorprenderá cuanta pintura sale aún)
4) A continuación colóque el mango entre las dos palmas de la mano y hágalo girar rápido para secarlo.
5) Luego tome grasa de automovil limpia y proceda a embadurnar las cerdas peinándolas y dejándolas en posición original todas parejas y unidas.
6) Coloque el pincel en su caja horizontal o en algún recipiente con las cerdas hacia arriba.

En la imagen a la izquierda se aprecian 2 pinceles limpios. Uno seco y limpio y otro seco, limpio y engrasado (creo que se nota claramente cual tiene grasa y cual no).

Este sistema es ideal por varias razones:
1) Deja las cerdas bien unidas y peinadas listas para el próximo uso (deberá lavarlo con con aguarrás para quitar la grasa antes de usarlo de nuevo)
2) La grasa oficia de solvente no permitiendo que se endurezca (si hubiera) los restos de pintura
3) Evita que las cerdas se resequen y se quiebren.
4) Es muy efectivo, alarga la vida del pincel y es muy barato (un pote de 200gs de grasa nueva sin uso lo consigue gratis en las gasolineras/estaciones de servicio)

Este sistema sirve para todos los pinceles.

Otro truco que sirve para “enderezar” las cerdas de los pinceles es luego de lavarlos con el solvente más fuerte que tengáis a mano y luego lavarlos con agua y jabón hasta que deje de salir “jabón y agua sucia” es meter o bañar las cerdas en agua bien caliente y peinarlo con los dedos de manera que queden todas las cerdas juntas y derechas mientras se enfría.
Dejadlo enfriar un buen rato y veréis que las cerdas permanecen derechas y juntas.

Esto anterior no funciona mucho si se ha depositado mucha pintura pegada a la virola junto con  las cerdas. La pintura en ese lugar impide que las cerdas se junten formando un bloque homogeno ideal para pintar. Por esta razón es que se deben lavar bien con solvente y luego con agua y jabón al final del día de trabajo (al menos nuestros pinceles favoritos).