Los colores

La selección de los colores es una de las etapas que le arruinan o salvan el trabajo final.

Existen colores que nosotros llamamos «colores amigos» y en la paleta de arte «colores complementarios«.
Todos son colores cierto, sólo que entre los colores complementearios no se llevan bien en publicidad, carteles y anuncios.
Los «colores amigos» pueden ser estridentes pero quedarán correctos en la función publicitaria  agradables a la vista del neófito y del cliente, por ejemplo el verde y amarillo, el rojo y el amarillo. Los colores complementarios (son los que se estudian dentro de las artes plásticas) son buenas ideas en los cuadros artísticos pero rara vez en la publicidad.
Rompen la vista y no son llamativos juntos, no contrastan y son menos eficientes llamando la atención, por ejemplo verde con azul, o rojo con y azul, etc. Veamos combinaciones que siempre quedarán bien y muy visibles / legibles pase lo que pase.

Siempre pensando en fondo color blanco o neutro (vidrio transparente) queda bien el mismo color aclarado.
O sea:

  • El negro con sombra gris (y viceversa)
  • El rojo con sombra rosada o naranja claro (y viceversa)
  • El azul con sombra celeste claro / clarísimo (y viceversa)
  • El verde con sombra verde claro / clarísimo (y viceversa)
  • Esto vale para la decoración del frente de negocios y también para el interior de su casa (por ejemplo techo y paredes, o paredes y marcos y puertas).
    Claro, todo es cuestión de gustos al final cada uno elige

NOTA: La sombra «normal/realista» siempre debería ser del color de la base/soporte. Un tono más oscuro o negro.

——————————–0—————————-

Si buscáis algo más agresivo (filete o sombra).

  • Negro con amarillo cromo (y viceversa)
  • Naranja con Blanco (y viceversa)
  • Rojo o Verde Italia o Inglés o Azul oscuro con blanco
  • Amarillo con Verde (y viceversa)
  • Violeta / Morado / Lila con Blanco (y viceversa)
  • Por supuesto se puede usar ambas técnicas (sombras y filete)

Siempre buscaremos los colores del mismo tono cuando queremos elegancia, delicadeza. En cambio usaremos colores totalmente opuestos cuando buscamos «visibilidad» o llamar mucho la atención. Por esto último se utilizan amarillo y negro o rojo y blanco en las señales de tránsito.