Las pinturas

En este rubro hay pocas pinturas y ninguna está dedicada a ésta artesanía. Las pinturas «para vidrios» que se venden (hoy 2019) que nosotros conozcamos son demasiado líquidas y están pensadas para pintar en posición horizontal.
Luego existen pinturas para imitar los vitreaux que una vez secas quedan transparentes impecables de duras y son dificil de quitar, el problema es que no son aptas para pintar en vidrios verticales porque son muy líquidas y si bien secan rápido se chorrean.
Así que lo que se hace es buscar las mejores opciones y características que funcionen y dure el máximo tiempo posible.

Para muros usaremos pintura de piso o exteriores para la base y para las letras aunque para las letras podremos usar cualquier pintura acrílica al agua (las pinturas de piso son buenas por lo general para todo por su alta resistencia).

Existen pinturas al agua con colores (solo los básicos) pero si no encontramos de colores que necesitamos podremos darle tono con tierras de colores y/o entonadores que se venden en potes o fraccionados para esta tarea. Las pinturas acrílicas para exteriores en paredes de buena calidad también son otra buena opción.

Para vidrio y chapa (carteles / metal) usaremos las mejores pinturas que encontremos tipo esmaltes sintéticos.  Aquellas que son solubles al aguarrás, querosén, thiner y/o aceite de linaza.

En caso que usted viva / resida en un país con clima tropical deberá usar aceite de linaza para detener el secado del esmalte. El aceite de linaza además le da elasticidad al polímero haciendo que dure más tiempo lo que es bueno para el cliente y ud (aunque no lo crea).

Como veréis aquí no hay mucho que decir.

Solo un consejo, siempre debéis tratar que tu trabajo dure el mayor tiempo posible. No debéis preocuparos por si dura demasiado por 2 razones importantes:

a) El tiempo y/o el clima y/o los empleados del comercio harán que se estropee el trabajo antes del tiempo que normalmente debería durar / permanecer.

b) No hay pinturas eternas y la memoria del propietario del negocio es «eterna» con lo que si tu trabajo se cae (se avería) antes de un tiempo razonable tendrás un problema sin contar la pérdida de «ese» cliente (y otros) y el trabajo de hacerlo de nuevo.

Un trabajo bien hecho, a conciencia y prolijo hará que aún si el negocio cierra o fracasa se acuerden de usted y le recomienden como un profesional responsable.
Aunque no lo crea, aún en esta época de pc y mensajes instantáneos, los artesanos que hacen prolijo y bien su trabajo vale cada día más. Ni chinitos ni fábricas o máquinas lograrán destruir el artesano clásico porque cada cosa que fabrica una máquina es solo un producto de serie que no siempre cubre o muestra el gusto del cliente o calidad del producto. Basta ver los faroles exteriores de origen asiático en pvc para darse cuenta que los faroles de hierro y chapa son superiores en elegancia y originalidad y no se trata que el farol chinito en pvc no esté bien terminado (es perfecto), se trata que cada trabajo artesanal es único y tiene el «sabor», «olor» y color de lo «original».