Porcelana fría

Esta receta me la envió una amiga que hace pequeñas esculturas de porcelana muy bonitas. Creo le puede servir a alguien para satisfacer su deseo de moldear figuras y quizás pueda ganar un dinero.

INGREDIENTES:

  • 500 cc de cola plástica
  • 350 g de fécula de maíz
  • 2 cucharadas de crema para manos sin colágeno
  • 15 gotas de ácido acético

PROCEDIMIENTO:
Colocar la plasticola con la crema y el ácido acético en un olla enlozada o de teflón; revolver con cuchara de madera e incorporar la fécula de maíz hasta que quede bien integrada.

Llevar al fuego y revolver en forma permanente hasta lograr una pasta espesa; el punto estaría dado cuando la cuchara quede parada; retirar del fuego, espolvorear en la mesada una taza más fe fécula de maíz y volcar la masa para luego amasarla hasta lograr una textura tersa y blanca. Cuanto más se la amasa mejor queda la pasta.
Dejar enfriar en bollos aplastados como tortillas; cada tanto amasar para ayudar a enfriar más rápido; envolver en dos bolsas plásticas sin dejar aire en las mismas. Colocar en un bol con tapa.
Las pasta, al contacto con el aire, orea y forma costra.
Se la extiende sobre fécula de maíz o sobre crema Nivea (crema de manos).
En el caso de que la pasta tenga una consistencia dura, ablandar con crema: en caso contrario agregar más fécula de maíz.
Se le puede dar color con colorantes vegetales en pasta, con pintura acrílica o con óleo. Asimismo, se puede pintar la pieza con óleo o con pintura acrílica una vez seca.
——————————————————–
EN MICROONDAS
Colocar todos los ingredientes (reservar 50 g de maicena) en un recipiente de vidrio, remover, cocinar 4 minutos (potencia máxima) de a 1, y removiendo cada vez que se saca con cuchara de madera.
El punto correcto en cuando la cuchara de madera se sostiene vertical en el centro.
Volcar la preparación sobre el resto de la fécula y amasar muy bien hasta enfriar.
Guardar en la forma indicada arriba.
Si no se enfría bien la pasta amasándola, esta puede fermentarse.
Si no tiene elasticidad suficiente, se le debe incorporar una cuchara de glicerina o vaselina. Amasar bien, hasta que se integre y afloje la pasta.